+

.
.
.
Tímida y desnuda de expectativas (también), me planteo mis propósitos para este nuevo año.

La felicidad, según mi madre y un señor muy inteligente al que ella ha leído, es la ausencia de miedo. Siguiendo mi papel pre-establecido en la familia, disiento de esa opinión. Creo que si alguien no tiene miedo es porque es un muerto en vida. El miedo siempre existe y si no lo notamos es que hemos llegado a tal punto en que nos da igual lo que nos suceda. Como ser robots, que ni sufren, ni se les acelera el corazón, ni lloran, ni se emocionan, ni sienten, ni padecen.

La parte oscura del miedo es que puede llegar a paralizarnos y condicionar nuestra actitud vital con nosotros mismos y con quienes nos rodean. La parte complicada del miedo, aceptar que existe y que, aunque lo parezca, no nos va a matar. La parte emocionalmente positiva del miedo, descubrir después de todo qué es lo que existe al otro lado, más allá de él…  Allá que voy.

M.

.

.

Advertisements

About llumdemar


4 responses to “+

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: