Blind.

.

El Hijo de la Mujer Barbuda
nació solo en el Túnel del Miedo.

Saltó al vacío, se estrelló, se puso las botas,
anduvo por las ferias. Y al paso fue traicionando lealtades, afeitó salmones
y remontó una gran cascada con los dedos atados a los codos.

Asesinó, fumó, plagió libros malditos.
Mantuvo trato carnal con especies vegetales,
fue perseguido por el filo de los carniceros.

Confesó crímenes ajenos, traficó con leyes físicas
y todo hasta el día en que sus pies dormidos
acabaron siendo devorados por veintidós niñas de pecho.

Mas como el ciclo alimenticio es redondo pero no es tonto,
aquel sacrificio resultó muy indigesto.
Por ello y por falta de depredadores naturales,
las lolitas hambrientas proliferaron hasta secar los mares
y anegar la tierra con sus pecados, virtudes y toxinas.

Nada es lo que parece, sino más bien una broma.

A algunas les bajaron las medias,
a otras les midieron los cosenos
y las aguas volvieron a sus hipotenusas.

También hubo chicas imberbes, mujeres de goma
y mujeres japonesas, y sin embargo a casi todas trastornaba
el éxito de sus mejores amigas y el fracaso de sus enemigos.

El Hijo de la Mujer Barbuda
murió solo en el Tren de la Risa.

Frankan, 2006.

.

.

Advertisements

About llumdemar


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: